J. San Valero Aparisi: “Valencia no comienza con el monarca aragonés”

Transcrit del llibre “¿Evolución o rupturismo en la Valencia medieval? del gran historiador J. Vicent Gómez Bayarri:

J. San Valero señala que, a mediados del siglo XIII, una masa de población indígena constituida por los sarracenos que prefirieron no abandonar las casas y tierras o se habían convertido a la nueva religión habitaban en tierras valencianas. Representaban el substrato demográfico que va a soportar la ocupación militar de las gentes de Jaime I. Su composición étnica comportaba distintos estratos sociales, desde la clase nobiliaria a los siervos y eran “hispánicos romanizados”. A este contingente poblacional, se sumó el de los conquistadores cristianos, “hombres de frontera” de cierto tipo social definido y algunos señores con pretensiones de dominio feudales. La aportación de ambos elementos étnicos con sus singularidades culturales determinarían la Valencia del XIII en la que se mezclan diversos ingredientes:

  1. La voluntad de Jaime I.
  2. Los intereses de los aragoneses y catalanes principalmente.
  3. Una nueva concepción de la sociedad valenciana impulsada por la voluntad real que actúa como entidad política autóctona, formada: a) Por cristianos establecidos cuando la conquista y posteriormente. b) Por una masa de habitantes indígenas más o menos islamizados.

Estos factores impulsaron a la ciudad de Valencia a ser capital del Reino, instituyéndose un régimen urbano, mesocrático, mercantil y artesano que favoreció el desarrollo de la ciudad y la transformó en una gran urbe (1).

J. San Valero expone en la “Formación del Reino de Valencia” unas reflexiones socio-culturales sobre la realidad étno-histórica que adoptó la comunidad valenciana en el siglo XIII y que reflejan en síntesis cual sería la filosofía histórica de la interpretación evolucionista. Entiende que el reino cristiano de Valencia se inició con la conquista de Jaime, “pero no debe olvidarse- siempre hay mentes paralíticas que no entienden el dinamismo de la historia- que Valencia no comienza con el monarca aragonés”. Las muchas Valencias de nuestra historia preclásica -según estructuración culturalista que establece dicho autor para nuestra Historia- (2) germinaron cultural y políticamente con el nacimiento del reino cristiano, nuestra nacionalidad, nuestra valencianidad, nuestra personalidad… etc. Una seria de factores se imbricaron en el proceso de la configuración histórico-cultural de nuestro Reino: la geografía valenciana, los avatares de las conquistas, las variaciones demográficas, las consecuencias económicas, los reajustes de la estratificación social, los rumbos posibles de aculturación endógena y exógena, la recepción e impacto social del derecho romano, el antagonismo más o menos crispado entre el cristianismo, islamismo y judaísmo. Desde una concepción culturológica, todos estos factores son componentes reciprocausantes y su interacción en el proceso configurativo originó la sociedad medieval del Reino de Valencia. “El romanismo, el islamismo y el medievalismo neocristiano no se acumulan en la vida cultural de la compleja y estratificada sociedad del nuevo reino, sino que se combinan dando un resultado original, la valencianidad”(3). Tesis que se aplica asimismo, la cuestión idiomática (4).

(1) J. SAN VALERO APARISI, El pueblo del Reino de Valencia. Valencia, 1987, pp. 58 y 83.

(2) op. cit. pp. 13 y 14.

(3) J. SAN VALERO APARISI, “Formación del Reino de Valencia”, Serie Histórica, núm A.C.V. Gandía, 1986, pp. 66, 67 y 76.

(4) J. SAN VALERO APARISI, Reflexiones sobre el pueblo, cultura y lengua de Valencia. Temas Valencianos, núm 1. Valencia 1977.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: