Las fronteras valencianas en el reinado de Jaime I

VALÉNCIA HUI. Publicado el viernes 1 de febrero de 2008.  Tribuna Opinión, p. 4.

José Vicente Gómez Bayarri
Académico de número de la RACV

El monarca don Jaime I fundador del reino cristiano de Valencia en el siglo XIII  nació en Montpellier el 1 de febrero de 1208. El mismo día y mes de este año 2008 se conmemora el VIII centenario de su nacimiento. Para celebrar esta efeméride las autoridades han programado una serie de actos en la ciudad de Valencia.

El rey conquistador y legislador una vez hubo conquistado la ciudad y parte del territorio valenciano procedió a delimitar sus fronteras.

En la rúbrica “De termino regni et civitatis Valentie” recogida en la edición crítica de la obra Fori Antiqui Valentiae de M. Dualde Serrano se recoge, en latín, los términos del Reino de Valencia:

Vocamus et volumus ut regnum Valentie appelletur et sit a rivo de Uldecona usque ad terminum de Biar et a mari usque ad Alventosam et Almanzaneram et ad Sanctam Crucem et ad finem terminorum de Requena, qui dividunt terminum versus Castellam.

Según el erudito  Roque Chabás los límites establecidos debieron ser los que tendría el Reino de Valencia en 1251, y que no coinciden con los fijados en la traducción “romanç” del Libre dels Furs de 1261, donde vienen más especificados y corresponderían ya a la  época de Jaime II.

La delimitación territorial de la ciudad estaba fijada por las siguientes poblaciones  según los  registra  el Libre dels Furs:

Los termens de la ciutat son entro al terme de Morvedre, que parteix ab Puçol: e entro al terme de Olocau, e de Chiva, e de Bunyol, e de Turis e entro a Monserrat: e entro al terme de Algezira, e de Cullera, e de la riba de la mar sia e dur lo terme per cent milles dintre la mar.

El rey don Jaime mandó introducir en la traducción de los Furs de 1261 ciertas modificaciones territoriales del Reino por haberse anexionado ya en dicha fecha las poblaciones de Ademuz y Castielfabib, – que habían sido conquistadas por Pedro II de Aragón en 1210 y formarían parte del Reino de Aragón, –  y ratificado la inclusión en el Reino de Valencia  de todo o parte de los términos de las localidades de Mosqueruela, Rubielos, Nogueruelas, Albentosa, Manzanera, Torrijas, Abejuela, Arcos de la Salinas, entre otras, territorios municipales de la demarcación actual de la provincia de Teruel. Pero esta inclusión de tierras del consejo de Teruel en el Reino de Valencia fue efímera, pues sólo perduró hasta finales del reinado del monarca.

Los límites septentrionales del Reino estaban delimitados  por el río Cenia y las demarcaciones de Benifassá, Morella y el Tosal de los Tres Reyes, no ofreciendo problemas de identificación de fronteras. Sin embargo, sí que presentará  discrepancias la ubicación de los mojones en las últimas  décadas del siglo XIII, provocando pleitos y concordias sobre los términos particulares de Morella y localidades vecinas.

La frontera con Castilla descrita en los Furs comenzaba en el Rincón de Ademuz y recoge los límites que marcan la frontera castellana. Las referencias reseñadas remiten a los topónimos de villas sin constatar referencias de tipo topográfico: Santa Cruz de Moya, Aras de Alpuente, Tuéjar, Chelva; a partir de dicha villa, los límites históricos del Reino, en esta época,  se desvían hacia la costa mediterránea, dejando al consejo de Requena como territorio perteneciente a Castilla, siguiendo por Sinarcas, Chirili, río Cabriol, Sierra de la Rua, Garamosen, Fuente la Higuera, Almizra y Puerto de Biar. Estos topónimos establecerán la frontera entre el Reino de Valencia y el de Castilla. La Sierra de La Rua y el río Cabriol son mencionados como referencia fronteriza, ya en 1244, en el tratado de Almizra y posteriormente en la redacción de los Furs de 1261, cuyo texto identifica la delimitación fijada en el pacto de Almizra, y que viene recogida, igualmente, en la Crónica de Jaime I  cuando relata dicho pacto.

La frontera meridional del Reino de Valencia que lindaba con el reino musulmán de Murcia está marcada por las localidades de Biar, Castalla, Tibi, Jijona, Relleu, Orcheta y  Vilajoyosa.  En la línea próxima a la costa la frontera entre el Reino de Valencia y las tierras de Murcia se situaban en el límite septentrional del consejo de Alicante en el siglo XIII, que venía marcada por el término de Polop, la alquería de Torres, situada al norte de la población de Vilajoyosa, y el Barranco de Carrijar, que era el límite “vora” mar  del concejo de Alicante en torno al año 1297.

Según registra el Libre dels Furs  y se constata en documentos de la época estas localidades delimitaron la frontera del Reino de Valencia en la última década del reinado del monarca Jaime I.

 

Image: Palma routes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: