Normes d’El Puig o “Normes ortografiques de l’Idioma Valencià”

Firmantes de las Normas del 32 las abandonaron, como son los significativos casos del P. Fullana o el Centro de Cultura Valenciana, y se dedicaron a buscar unas nuevas, más acordes con la realidad de la Lengua Valenciana.

Las Normas de Castellón habían arrinconado y fulminado, en aras de la “normalització” lingüística algo tan propio y consustancial a la Lengua Valenciana como la “ch”.

En 1979, la sección de Llengua i Cultura Valenciana dio a conocer un nuevo sistema ortográfico que habían creado. Este sistema fue estudiado y asumido por la Real Academia de Cultura Valenciana, que las oficializó en un solemne acto de celebrado el 7 de marzo de 1981 en el Real Monasterio de El Puig de Santa María.

Estas Normas del Puig -oficialmente llamadas “Normes ortografiques de l’Idioma Valencià”– fueron adoptadas como propias por la Comisión Mixta de Bilingüismo, siendo publicadas de manera oficial por la secretaría general técnica de la Consejería de Educación del Consell Valencià.

 

En 1994, siendo concejala de Cultura del Ayuntamiento de Valencia Lola García Broch, fueron editadas por el Ayuntamiento. García Broch concluyó el prólogo de la publicación diciendo: “Estes normes academiques s’adapten a la realitat de la Llengua Valenciana, respectant la seua valencianitat i caracteristiques  i aço nos ha mogut a donar-li difusio, convençuts que l’ortografia es fonamental en el proces de normativisacio i normalisacio del nostre idioma”.

El Ayuntamiento publicó en un manual muy practico y manejables dichas Normas, acompañadas por un estudio de la Real Academia de Cultura Valenciana que las apoya, denominado “Documentacio formal de l’ortografia de la llengua valenciana”.

Transcrito del libro “Breve Historia de la Lengua Valenciana” de Baltasar Bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: