¿Sabies que la grafia “TZ” és un catalanisme modern impost en el valencià?

(Transcrit del llibre “La Concordia Valenciana” de Carles Recio)

PRIMERA APARICIÓN VALENCIANA DE LA “TZ”

Bernat Orín Benedito, en su compendio gramático de 1918, recoge por primera vez la grafía “tz” para la ortografía valenciana. Este autor se guiaba por las doctrinas gramaticales de Pompeu Fabra, y no dudó en adoptar este neologismo nacido en Cataluña para la escritura regnícola.

Al padre Fullana la publicación del trabajo de Ortín le sentó muy mal. No hacía ni tres años que había aparecido, en 1915, su propia “Gramática de la Llengua Valenciana”, según las normas acordadas en “Lo Rat Penat” en el año 1914, y el librito de Bernat Ortín suponía la primera transgresión pública de aquellas normas e incluso una rectificación a sus propias opiniones. El “pacto lingüístico” se había quebrado, y el rompedor había sido un joven maestro que parecía intentar rivalizar con su autoridad.

Por ello el padre Fullana no dudó en saltar a la palestra del diario decano para defender sus posiciones y para arremeter con las tesis de Ortín. Pero hemos de ir más lejos que esta simple lectura, pues realmente en esta controversia se enfrentaban el padre Fullana contra Pompeu Fabra.

UN SIMPLE “CATALANISMO”

En principio, para el padre Fullana usar la “TZ” es simplemente usar un catalanismo. Es una lastima que algunos poetas valencianistas “inspirados en modelos catalanes”, crean que sus trabajos van a desmerecer por usar la ortografía genuinamente valenciana, pues “El disfraz, por elegante que sea, nunca podrá dar tanto realce a la persona que lo usa, como sus propios vestidos”.

Explica el padre Fullana que “El neologismo catalán formado por la doble grafía, digrafo tz reconoce por origen: primero, un helenismo, introducido en la baja latinidad, luego en el romano vulgar, y de éste a las lenguas románicas; y segundo, a un efecto de la ley de refuerzo, propagado en algunos puntos de Cataluña, y convertido modernamente en grafía, primero por ciertos escritores de Avens, y luego por el “Institut d’Estudis Catalans”.”

En otras palabras, Fulalana consideraba que la “tz” era un invento de Pompeu Fabra.

Recordamos que el padre Lluis Fullana es el mayor estudioso de la lengua valenciana y que como filólogo prestigioso, ocupo el asiento correspondiente al valenciano en la RAE.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: