¿Sabies que la primera batalla ortogràfica valenciana fon en 1908?

La primera batalla per l’ortografia per Carles Recio (Transcrit del seu llibre “Valencianisme en el temps (I)”)

La primaver d’hivern de 1908, com ya verem, pogue haver segut decisiu per a unificar l’ortografia valenciana. L’intervencio de Llorente, lider del corrent classic, en “El Cuento del Dumenche”, orgue del corrent popular, resultaba esperançadora. No obstant, el 20 de Setembre de 1908, Lluïs Bernat, director d’aquella publicacio, replicava al patriarca poeta, encara que declarant-se “vensut d’antemà” pel respecte que li inspira el “mestre venerable”: “No vetja, pues, vosté, volgut mestre, en aquelles ratlles una réplica; sols hi há en elles, al menys tal es ma intenció, respetuoses aclaracions, modésts arguments que expose á la consideració benévola de vosté, y que sols tenen un mérit: el d’estar dictats per una bona fé i un millor destig”.

ELS PECATS DE LO RAT PENAT

Bernat deixa clar en primer lloc que “yo no soch enemich de lo Rat-Penat. Sos propósits, sos fins, me pareixen admirables, dignes del aplauso y agrahiment de tot bón valenciá. Pero no estich conforme, no puch estaro, en el módo y manera de dur á la práctica aquest propósits y aquella finalitat. Yo no estic en uns Jocs-Florals en “lemosi”, no en “valencià”; en deixar morir miserablement el teatro que crearen y engrandiren Baldoví, Liérn, Balader, Escalante; en que no’s fasa esfórs algú pera crear la nóvela regional, deixantmos pendre per l’idioma castellá glories com Blasco Ibáñez; en que se desdenye la literatura popular que doná a llum escriptors ‘tan valencians’ com Constantí Llombart, San Martín y Aguirre y Lluch y Soler; en que no s’haixca fet res práctic pera populisar, pera imposar eixa ortografia de que tant parlen els escriptors de Lo Rat-Penat y de la qual dehuen haberse fet tantes edicions, corregides, que cada literato valenciá ne te una pesa son us particular”.

Bernat critica l’interes de l’associacio per temes pelegrins, com l’arqueologia, i el desatendre les distintes branques de l’arbre lliterari: “¿Es que Lo Rat Penat no té’l imprescindible deure de ocuparse y preocuparse per la literatura regional, en tos els seus aspectes? ¡Ah! Pues declaremo axís y fundém  la verdadera Societat Literaria-Valenciana, societat que ayme menys nóstres glóries, per més a nostres lletres”. Respecta a la proposta de Llorente de restaurar la gramatica classica, Bernat asegura que: “Les diferencies ortográfiques no son tan grans, ni tan ruchs nostres paysáns, que no entenguen al insigne Llorente cuant escriu el ‘valencià’. ¡Pues no faltaba atra cósa! Al autor de “Cartes de soldat”, modélo de sencillés y claritat, al manco ‘llemosí’ dels ratpenatistes, l’entendrém sempre. A qui no hem entés ni entendrém may, es al bon senyor que’s pasa la vida buscant y rebuscant un llibròts de dos o tres sigles en darrer les paraules més estranyes qu’encontra per epatarnos en joliól y quedarse ell tan fresch…en estació tan calorosa”.

Bernat mante que la seua revista, aixina com els seus colaboradors, no tracten de prescindir de l’ortografia valenciana per a admetre la castellana: “Vinga en hóra bóna una ortografía nòstra, llógica, modérna, acordada en una Asamblea, que ningú més autorisat que vosté pera convocar y presidir. Una Academia que resólga, d’una vegada pera sempre, els ductes i vasilasións que tots tenim al escriure el valenciá. Aquesta es la finalitat de la idea propósta per nostre amich y company Sr. Thous. En la questió ortográfica crec fácil l’acórt unánim. Pero ¡per Deu! que no se mos vullguen imposar rancietats i arcaismes tan manats retirar de la dolsa parla d’Ausias March, com el follones i malandrines del rich idioma de Cervantes”.

EN DEFENSA DE LO RAT 

El dia 3 d’Octubre es publica en la mateixa revista la contestacio de Teodoro Llorente, redactada el 16 de setembre, qui manifesta que la carta anterior li ha fet mal, no en lo que li afecta personalment, puix mes respectuosa no pot ser, sino per atacar a Lo Rat Penat: “algo que yo no puedo considerar como ajeno”: “Está usted injustísimo con esta sociedad que tanto honra a Valencia. No sé porqué: pero es usted víctima de una obcecación lamentable. No se ofenda: cuanto más amigos, más claros”.

Sobre l’utilisacio en els Jocs Florals del llemosi i no el valencià. Llorente opina que “Esta es una preocupación de gente indocta, que me sorprende ver compartida por usted, persona ilustrada y leída. El vulgo, mal enterado de lo que significa la palabra lemosín, y extraviado por criticones de pocas letras, apenas encuentras en el valenciano literario de Lo Rat Penat algona palabra no bien comprendida por el, exclama: eso es lemosín”.

El simil del rebuscador de paraules rares “como broma y como chiste puede pasar; pero no tiene un átomo de exactitud. No podría señalar á uno solo de nuestros poetas á quien fuese aplicable. Yo creo conocerlos bien á todos, y le digo que no hay ninguno que se haya dedicado á ese rebuscamiento ridículo ni haya tratado de restaurar el lenguage, Hoy verdaderamente obscuro, del cantor de Na Teresa. Han tratado de pulir el valenciano corriente, limpiándolo de la corrupción grosera en que cayó por falta de cultivo. En esta labor difícil, dificilísima, no todos habrán tenido el mismo acierto: quizás algunos hayan abusado de los arcaismos, quizás en los primeros tiempos de Lo Rat Penat predominase esta tendencia, corregida después; pero nunca han sido difíciles de entender las poesías de nuestros Juegos Florales por los valencianos de hoy, por poco avisados que sean; nunca ha podido decirse que ustedes, los que usan en sus publicaciones la jerga vulgar, ‘escriben en valenciano’, y que nosotros, los que aspiramos a hacer literario el idioma escribamos ‘en lemosín’. Todos escribimos en valenciano; unos en valenciano culto; otros, en valenciano inculto”.

Lo Rat no impon arcaismes, “lo único que pide es que se use el valenciano con pureza, rechazando elementos extraños al idioma” i “mi tendencia escribir en valenciano claro y bien inteligible no es antitética á la de esa corporación , que usted juzga tan anticuada y anacrónica”.

A continuacio Llorente defen el paper ratpenatiste en pro del teatre, de la lliteratura popular, encara que reconeix que la novela està un poc abandonada, recomanat que s’incloga un premi oportu en la convocatoria dels Jocs Florals. Per tot aço el poeta afirma que: “me duele que una institución tan valenciana, tan conocida y elogiada en toda España sea combatida en la misma Valencia por quien es, sin duda alguna, valenciano tambe celosísimo, pero ofuscado por apasionamientos propios de nuestro temperamento meridional”.

PER UN IDIOMA CULT

En una segona carta, titulada “La Lengua Valenciana”, en Teodor aborda la qüestio ortografica. Este text es redactà el 22 de setembre i gon publicat en “Las Provincias” al sendema. En “El Cuento” el trobem el 24 d’octubre.

En primer lloc es disculpa l’autor per haver segut tan dur en defendre a l’entitat valencianista, “pero, ¡eran tan injustos los ataques de V. á Lo Rat Penat!”. No obstant aço puntualisa que aquell no era el motiu principal d’esta controversia:“descartado ya este punto indicental, vamos á ella, á la reforma de la gramática, y especialmente de la ortografia valenciana”.

Les opinions llorentines resulten de pasmosa actualitat: “Que la ortografía sea “nuestra” me parece bien; pero esa no la hemos de buscar, ya la tenemos. Sólo falta unificarla en algunos puntos, pocos, en que dudan y varían nuestros modernos escritores. Algunoslo pretenden en todas las lenguas; nuestro Gimeno Agius, hombre de mucho mérito, intentó de reciente esta empresa, respecto al idioma castellano, pero ninguno de estos reformadores ha tenido éxito. La última condición que Vds. piden para la reforma ortográfica, es que sea ‘moderna’, y esto es lo que más me alarmas, porque esa modernidad supone alterar lo que es tradicional, castizo y genuino, lo que es propiamente valenciano”.

Davant d’est enfrontament entre classicistes i populistes: “No veo, pues, que estén las cosas en sazón para el acuerdo previo, sin el cual ya dije á V. que me parecía obra inútil la formación de la Academia de la Lengua Valenciana. Y me lo confirma una indicación de V. relativa, no ya a la ortografía, sino á cosas más importantes, como es el léxico de nuestro idioma”.

Llorente baixa al terreny dels eixemples i defen falaguer front a halagaor, en contra de lo que Bernat propugnava: “Hay que advertir que donde peor se habla el valenciano es en Valencia, cosa natural por el mayor predominio que tiene aquí el castellano, usado habitualmente por la mayor parte de la gente culta. Encara tratásemos de modernizar la lengua, descartando todos sus arcaismos, no sería buen criterio tomar por norma el habla de la capital. En los pueblos, y sobre todo en las comarcas más apartadas, se conserva el mejor idioma. A mi me ha sorprendido agradablemente el oir muchas veces en algunos puntos de nuestro antiguo reino, especialmente en el Maestrazgo, palabras que había leído en libros y antiguos documentos, y que creí desechadas ya en el lenguaje usual…”.

Llorente criticava severament la castallanisacio: “Como basta un botón para una muestra, desduzco el criterio de Vds. para la reforma gramatical, de su indicación de sustituir la palabra que se les ha atragantado, por la de halagador o halagaor (lo cual es, sin duda, lo mismo para Vds.), dicción completamente castellana, que repugna a la índole del valenciano, y lo desnaturalizaría. Y lo mismo hay que decir de esa ambigüedad en que propone V. la sustitución. En el habla de Castilla más usual y corriente, decimos muchas veces soladao por soldado, ¿se ha ocurrido por eso á nadie suprimir la d al escribir, no una obra literaria, sino la carta más familiar?”.

El patriarca es contundet en el seu paragraf final: “Cincuenta años vengo trabajando yo por hacer del valenciano un idioma culto, flexible, elegante, propio para expresar las inspiraciones más exquisitas de la poesía, y de formar parte de la literatura universal. Creo que, cuando así escribo, me entienden mis paisanos, aquellos, por lo menos, que tienen un principio de ilustración y algo de sentido estético. Si no me comprenden los completamente ruquerols, que no me comprendan. Para esos, están los romances de ciego”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: