¿Sabies que en 1601 va pintar Vincenzo Prunes la Senyera en més blau de l’història?

Transcrit del llibre “Tratado de la Real Señera” de Ricart García Moya.

En 1601 pintó Vincenzo Prunes la Señera con más azul de la historia (Museo Navale di Genova-Pegli, Salone degli Argonauti). Las barras apenas ocupan un pequeño espacio cuadrado del centro del tejido. Obsérvese que sólo hay tres banderas sobre la geografía peninsular, siendo exponente de la peculiar situación política del primer tercio del siglo XVII. La enseña de Castilla y León se halla sobre Sevilla, verdadera capital económica y cultural de la Corona castellana; la bandera portuguesa no consta, quizá por ser esta nación una posesión más del rey castellano; no obstante, sí aparece la de Cataluña, que indudablemente estaba resurgiendo en la esfera política, y mantiene su tradicional simbolismo cuartelado de barras y cruz. Nuestro Reino de Valencia, a pesar de la visión pesimista de los dietarios, era una nación con cierto prestigio (el propio Felipe III no duda en celebrar su boda en Valencia) y acorde con él fue la inclusión de la Señera; aunque exagerara el artista la proporción de superficie azulada. Obsérvese la franja perpendicular a las barras que, posiblemente, responda a un esquematismo gráfico de la corona. Parece evidente que Vincenzo Prunes quiso reflejar con realismo las imágenes de las capitales, como muestra la imagen de Barcelona con el Montjuic; Valencia con el Micalet, sin el remate de la torre, que fue posterior. También Marsella fue singularizada con los molinos y su importante puerto, aparte de la bandera real con tres flores de lis sobre fondo azul; por cierto, de igual cromatismo intenso que el empleado en la Señera Real valenciana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: